Hola usuario, puedes conectarte o crear una cuenta

Artículo

Leche de almendras casera

Si, por cualquier motivo, no quieres comprar la leche de almendras que viene en brick,  puedes fabricar tu propia leche de almendras.

INGREDIENTES:

  • 220 gramos de almendras crudas peladas
  • 1 litro de agua mineral o purificada.
  • *Opcional ( para endulzar ): 3-5 dátiles, un plátano, ½ cucharada de extracto de vainilla o vainilla en rama sin semillas (se recomienda por proporcionar un agradable sabor a las leche vegetales ) o sirope de agave.

*Si queremos aportar a nuestro organismo una dosis extra de calcio podemos añadir a esta leche el alga roja Lithothamnium calcareum  (de venta en herbolarios y tiendas de dietética ). alga roja, Lithothanium calcareum

Añadiendo unos 4 gramos por litro a la leches vegetales, conseguiríamos, (en una ración de 250 ml de esta leche ), el 37,5% del calcio recomendado al día.

PASOS A SEGUIR:

almendras en batidora, picadora

  1. Para ablandar las almendras, remojar en agua, durante al menos 8 horas, las almendras peladas.
  2. Licuar las almendras con el agua mineral ( endulzando al gusto ). Licuar hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Para no beber la pulpa de la almendra, filtrar. Usar un colador muy fino ( puede servir el colador de la leche ).

*Para aprovechar bien el líquido resultante, estrujar la pulpa en un paño fino.

paño fino para filtrar leche de almendras

CONSERVACION

La leche de almendra ( bien cerrada ) se puede conservar en el frigorífico durante no más de 4 días.
Agitar la botella antes de servir.

INFORMACION NUTRICIONAL

Por cada 100 gramos:  238 kCal
Carbohidratos: 14.3 g
Proteína: 6.9 g
Fibra: 1.8 g
Grasas: 17.9 g
Colesterol: 168.5 mg
Sodio: 40.57 mg
índice glucémico: 53

Las almendras contienen altos niveles de ácidos grasos insaturados. El más destacado es el ácido oleico, que consumido frecuentemente, ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y colesterol “malo” o LDL, aumentando a su vez los del colesterol “bueno” o HDL.

Asimismo, la almendra aporta una dosis extra de antioxidantes (por su alto contenido en vitamina E). Previene las enfermedades cardiovasculares y evita el estreñimiento, siendo la fruta seca con más contenido en fibra.

 

Comentarios:


Compartir:

Más en Nutrición:

¿Realmente la avena tiene gluten?
30 de Septiembre, 2017
Deliciosas filloas sin gluten
30 de Enero, 2016