Hola usuario, puedes conectarte o crear una cuenta

Artículo

El aspartame, endulzante neurotóxico legal

Normalmente, cuando elegimos consumir productos sin azúcar o light pensamos que es una sana opción, pero esto desgraciadamente no es así en la mayoría de los casos, pues la industria alimentaria, para proporcionar sabor a un producto, le añade edulcorantes artificiales.
En este caso vamos a analizar la preocupante adición del aditivo más utilizado como edulcorante: el aspartame o aspartamo.

¡QUÉ ES EL ASPARTAME?

El aspartame es un edulcorante libre de calorías, considerado un neurotóxico. Es un producto genéticamente modificado y está compuesto por: fenilalanina ( 50% ), ácido aspártico (40 % ) y metanol ( 10% ).

formula quimica del aspartamo

Fue descubierto accidentalmente en 1965 cuando James Schalttler, un químico de la multinacional farmacéutica G. D. Searl and Company, estudiaba un medicamento  para tratar las úlceras. Cuando estaba sintentizando los aminoácidos antes mencionados, se derramó un poco del preparado y con su dedo lamió un poco del preparado y se dio cuenta que era muy dulce, por lo que más tarde comenzó a buscar la manera de comercializarlo.

El aspartame resultó ser de 150 a 200 veces más dulce que el azúcar, pero sin aportar calorías. Por ello se utiliza en bebidas o refrescos sin azúcar ( "light" o "diet"), helados, dulces, jarabes, chicles, ... y en la mayoría de los alimentos dietéticos.

En 1985 la compañía química Monsanto compró G.D. Searl y creó James Hetfield Company, comercializando desde entonces el aspartame bajo varias marcas como Nutrasweet, Natreen y Canderel.

En las etiquetas de los productos suele aparecer como E-951.

En la actualidad, el aspartame es consumido por más de 200 millones de personas en todo el mundo y está presente en más de 6.000 productos.

productos con aspartame

 

PROCESO DE OBTENCIÓN DEL ASPARTAME

Una patente de 1981 revela el proceso de obtención de dicho edulcorante artificial, que Monsanto prudentemente no confesó para que la opinión pública no influyese en sus ventas. A continuación se muestra un extracto de dicha patente:

“El aspartame, un dipéptido con la fórmula Asp-Phe-me, se produce utilizando un microorganismo clonado. Un ADN que codifica un péptido grande estable que comprende la secuencia de aminoácidos de repetición (Asp-Phe) es insertada en un vehículo de clonación que a su vez se introduce en un microorganismo huésped adecuado. El microorganismo huésped se cultiva y el gran péptido que contiene la secuencia Asp-Phe se cosecha en ella misma. El grupo carboxilo libre del péptido grande se bencila y luego es hidrolizado a bencilo dipéptidos Asp-Phe. Este dipéptido está metilado y, a continuación, desbencilado para formar aspartamo”. 

En un lenguaje más accesible, se resume en los siguientes pasos: 

1.) Los microorganismos clonados (la patente posterior revela que modificaron genéticamente la bacteria Escherichia coli ) se cultivan en tanques cuyos ambientes están adaptados para que prosperen adecuadamente.

2.) Los cultivos bien alimentados de Escherichia coli  defecan las proteínas que contienen el segmento de aminoácidos ácido aspártico-fenilalanina necesaria para hacer el aspartamo.

3.) Las proteínas que contienen los segmentos Asp-Phe se "cosechan" ( es decir, ayudantes de laboratorio recogen las heces de las bacterias ).

4.) A continuación se tratan las heces. Esto incluye un proceso de metilación ( la adición de un exceso del alcohol tóxico, metanol, al dipéptido protegido ).

Aunque el sentido común dicta que esta abominación no pertenece  a nuestros cuerpos, los autores de la patente aseguran que  el aspartame es un edulcorante seguro y nutritivo. 


ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE LA SEGURIDAD DE SU CONSUMO

La Fenilalanina ( uno de los componentes del aspartame ) se descompone en una sustancia llamada diketopiperazina (DKP) que produce tumores cerebrales. Debido a esto, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), ordenó que todos los productos que tuvieran aspartame llevaran la leyenda “Contiene una fuente de fenilalanina”.

 

etiqueta de chicle con aspartame

 

De acuerdo con el doctor Louis Elsas, pediatra y profesor de genética en la Universidad de Emory, la fenilalanina puede concentrarse en la placenta pudiendo provocar retraso mental en el feto. Por si fuera poco, el formaldehído en el torrente sanguíneo de una mujer embarazada puede causar que su sistema inmune pueda atacar el tejido fetal como si fuese una sustancia extraña y destruirlo, causando un aborto involuntario.
Tal y como explica el Dr. H. J. Roberts en su libro " Aspartame Disease: An Ignored Epidemic", mujeres que no conseguían quedarse embarazadas lo conseguían al poco tiempo de eliminar el aspartame en su dieta.

Otro componente es el metanol, o alcohol de madera. En la naturaleza, el metanol no se halla solo ( como en el caso del aspartame ), sino que siempre se encuentra acompañado de su antídoto en proporciones de 5 hasta 500.000 moléculas de etanol por cada molécula de metanol.  

Un estudio de la Universidad de Barcelona prueba que el metanol (sin su ácido natural, el etanol), se descompone dentro de tu cuerpo y se transforma en un formaldehido (como la acetona para las uñas), que es almacenado en el tejido adiposo para intentar eliminarlo de esa manera, y el resto se convierte en ácido fórmico, otro cancerígeno.

Cuando ingieres cualquier alimento o bebida que contiene aspartame, estás ingiriendo dos cancerígenos: el ácido fórmico y el DKP de la fenilalanina, producto de la descomposición del aspartame dentro de nuestro cuerpo.

El Dr. John Olney, del Washington University Medical School en St. Louis, demuestra que existe un incremento del  10% en las dos formas específicas de tumores cerebrales que se revelaron en los análisis de laboratorio: Astrocytomas y Glioblastomas ( tumores celulares glio ).

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) reconoce que existen 92 síntomas asociados al consumo de aspartame, desde dolores de cabeza, migraña, dolor en las articulaciones, pérdida de visión, mareos, ataques epilépticos, arritmia cardíaca,...  http://dorway.com/92sympt.txt

En 1969 un estudio realizado por el doctor Harry Waissman sobre monos, había probado la toxicidad del aspartame.

Posteriormente, en 1980 , otro estudio realizado sobre animales, de 196 animales que consumieron aspartame, 96 murieron de tumores cerebrales. En ese mismo año el laboratorio Searle enviaría otros informes sobre el producto ya que anteriormente la FDA ( Food and Drug Administration ) ya había rechazado autorizar el aspartame dos veces. 

En 1981 un informe de la FDA concluyó que este producto podría producir tumores cerebrales. Estos informes sólo eran la confirmación de otros informes que ya circulaban hace 8 años. Por lo que en un principio, la FDA no le dio la licencia a Searle para comercializar el producto.

Pero, un tiempo después, bajo el mandato de Ronald Reagan ( que era amigo del director de la sociedad Searle ), se nombró un nuevo comisario en la FDA, Arthur Hayes,  que anuló la decisión anterior y dió vía libre a la comercialización del aspartame. Posteriormente Arthur Hayes fue acusado de aceptar sobornos de Searle.

De acuerdo a los estudios realizados por el Dr. Richardo Wurtman, Jefe de Ciencias del Cerebro en MIT, la fenilalanina que contiene el aspartame puede cambiar la química del cerebro y causar una convulsión. La fenilalanina también bloquea la producción de un neurotransmisor - serotonina, y en algunos sujetos puede provocar estados de ánimo cambiantes, desórdenes del sueño, leves depresiones, ideas de suicidio y comportamiento anormal. 
Un boletín informativo publicado por la Asociación de Niños que Nacen con Defectos demuestra que la Fenilalanina en el aspartame puede ser la responsable de los leves y severos defectos de nacimiento  ( incluyendo daños neurológicos permanentes)

El científico italiano Morando Soffritti, investigador de European Ramazzini Foundation of Oncology and Environmental Sciences de Bologna, reavivó la polémica sobre la inocuidad del aspartamo, este endulzante artificial que se usa en productos tan populares como los refrescos dietéticos de Coca Cola y Pepsi Co. Un estudio realizado en 2005  por dicha fundación afirmó haber demostrado que ratas que recibieron dosis de aspartame equivalentes a la ingesta diaria admitida, pueden desarrollar tumores. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, EFSA,  llegó a la conclusión de que "no hay necesidad de volver a examinar la seguridad del aspartame, ni siquiera para revisar la ingesta diaria admitida".

 

lista de edulcorantes - ingesta diaria admitida

 

El centro de investigación de Soffriti, creado en 1971, ganó credibilidad mundial al descubrir las propiedades cancerígenas del aditivo de gasolina   Eter Metil Terbutílico (MTBE son sus siglas en inglés), lo que impulsó su prohibición en 21 estados en Estados Unidos.
Las ratas del estudio de Soffriti fueron 1.800 ejemplares, alimentados con diferentes dosis de aspartamo durante toda su vida. En las hembras, algo que no se vió en las ratas macho, el linfoma y la leucemia se asociaron significativamente con el consumo diario de aspartamo a dosis tan bajas como 20 miligramos (mg) por kilo (kg) de peso corporal. A su vez, se detectó una tendencia hacia estos tipos de cáncer, en dosis tan bajas como 4 mg por kg de peso corporal. Para llegar a una dosis de 20 mg / kg, una mujer de 55 kg tendría que beber tres latas de refresco en un día. Un hombre de 70 kg tendría que beber cuatro latas de soda en un día.

Los resultados indican que el aspartamo es un agente cancerígeno multipotencial, aún consumiendo diariamente 20 miligramos por kilogramo de peso corporal, es decir, una cantidad menor a la que recomiendan la FDA (50 mg/kg de peso corporal) y la Unión Europea (40 mg/kg). Los estudios demuestran que el aspartamo aumenta la incidencia de los tumores malignos en ratas. En las hembras incrementa la leucemia y los linfomas, así como las células cancerígenas y sus displacias en la pelvis y la uretra. En los machos, aumenta sobre todo la incidencia de tumores malignos en nervios periféricos. Para ello se estudiaron 1.800 ratas Sprague-Dawley (SD) criadas para este fin. Les dieron, por grupos, dosis parecidas a lo que ingieren a diario las personas, de 5.000, 2.500, 500, 100, 20, cuatro o cero mg/kg de peso corporal. El aspartamo se agregó a la dieta estándar (siete dosis en la comida). El experimento empezó cuando los animales cumplieron ocho semanas y se extendió hasta su muerte natural, a las 159 semanas. Al morir las ratas, se hicieron los estudios histopatológicos de sus órganos y tejidos en nada menos que 30.000 muestras. El estudio de las dosis correlacionadas entre los miligramos que se consumen y el peso corporal permite afirmar que el efecto cancerígeno en los niños podría ser mayor (por su bajo peso). Los agentes cancerígenos tienen un efecto más fuerte en la vida del embrión, por lo que las mujeres embarazadas están en más riesgo.

 

Ante tantos estudios que confirman la peligrosidad del aspartame, conviene mirar bien las etiquetas de los productos ( la mayoría de las veces aparece sólo el código E-951 ). Más vale prevenir que curar, y con la salud no se juega ( por mucho que pretendan las compañías que se lucran gracias a todos nosotros ).

 

etiqueta aspartamo E-951

 

las diez peores fuentes de aspartamo
FUENTES: http://food.gov.uk/

                       http://www.aspartame.org/

                       http://www.revistaespacios.com/

                       http://a-sheep-no-more.blogspot.com.es/

                       http://www.medicalpress.es/

                       http://www.terra.org/

                       http://www.dorway.com/

                       http://www.presidiotex.com/barcelona

                       http://www.ecoosfera.com/

                       http://es.wikipedia.org/wiki/Aspartamo

Comentarios:


Compartir:

Más en Nutrición:

¿Realmente la avena tiene gluten?
30 de Septiembre, 2017
Deliciosas filloas sin gluten
30 de Enero, 2016