Hola usuario, puedes conectarte o crear una cuenta

Artículo

¿Qué son los xenoestrógenos y qué efectos tienen en nuestra salud?

Los xenoestrógenos son compuestos químicos sintéticos nuevos, es decir, que no existen en la naturaleza sino que han sido creados por el hombre, que imitan la acción de los estrógenos naturales. Los estrógenos son hormonas esteroideas (derivadas del colesterol) presentes naturalmente en nuestro cuerpo y son liberados por las glándulas de nuestro sistema endocrino.

Las hormonas esteroideas, como los estrógenos, son parte esencial de nuestro cuerpo, ya que se encargan de enviar señales a las células para que realicen determinadas funciones como, por ejemplo, influir en el metabolismo de las grasas, ayudar a mantener bajos los niveles de colesterol, actuar sobre el metabolismo del hueso (impidiendo la descalcificación ósea), estimular la líbido, etc.

 

¿Por qué los xenoestrógenos son peligrosos para la salud?

Los xenoestrógenos son disruptores endocrinos, compuestos que interrumpen la comunicación dentro de los órganos del sistema endocrino. Si esas comunicaciones se bloquean o se confunden, puede ocurrir que los mensajes no sean enviados o se manden mensajes incorrectos a los tejidos y órganos.

Como son hormonas sintéticas, los xenoestrógenos no son eliminados con la misma facilidad que las hormonas naturales. A consecuencia de ello se produce un exceso de estrógenos y una deficiencia de progesterona, pudiendo provocar numerosos trastornos como: retención de líquidos, endometriosis y adenomiosis, , irritabilidad, enfermedad fibroquística de la mama, quistes ováricos y uterinos, migrañas, síndrome premenstrual severo e infertilidad.
Asimismo, la exposición a xenoestrógenos ha sido reconocida por la American Cancer Society como un factor de riesgo para contraer cáncer de mama. Cada año 182.000 mujeres estadounidenses son diagnosticadas de cáncer de mama y 46.000 mueren de esta enfermedad cada año.

Los hombres también tienen estrógenos (aunque en menor cantidad que las mujeres), por lo que el exceso de estrógenos en el hombre conlleva una larga lista de efectos secundarios como: disminución en la cantidad y calidad del esperma, pérdida del tono muscular, la disminución del vello corporal,  retracción testicular, depresión, fatiga, niveles más bajos de energía, falta de memoria, baja tolerancia al estrés, aumento de la grasa en la sección media (grasa abdominal) y disfunción eréctil. Sin embargo, los altos niveles de estrógeno en hombres duplicarían el riesgo de enfermedades cardíacas, derrame cerebral y cáncer de próstata.

 

¿Dónde se encuentran los xenoestrógenos?

Estas sustancias las podemos encontrar en los recipientes de plástico tales como: tuppers, botellas de plástico, biberones,... la gran mayoría de plásticos llevan un componente llamado Bisfenol A (también conocido como BPA) que es un antioxidante de plastificantes. Cuando se calienta el plástico (por ejemplo cuando calentamos nuestro almuerzo en el microondas o cuando echamos leche caliente en los biberones) el bisfenol A es liberado.

También contienen xenoestrógenos las pastillas anticonceptivas (contienen etinilestradiol), los pesticidas y muchos insecticidas, en cosméticos (como, por ejemplo, los protectores solares, desodorantes,...), conservantes alimentarios, productos para el hogar, los ftalatos (que son plastificantes que se encuentran en los esmaltes de uñas, en juguetes,...), utensilios de cocina que contengan teflón.

Los productos cárnicos y los lácteos también contienen estos peligrosos compuestos ya que al ganado se les administran hormonas sintéticas para obligarlos a subir de peso. Estas hormonas permanecen en el tejido adiposo y la leche del animal, por lo que cuando consumimos estos alimentos pasan a nuestro organismo.

 

Comentarios:


Compartir:

Más en Nutrición:

¿Realmente la avena tiene gluten?
30 de Septiembre, 2017
Deliciosas filloas sin gluten
30 de Enero, 2016